miércoles, 22 de abril de 2015

Hasta luego Lucas


Bueeeeno, pues sabía que llegaría el día de cerrar el chiringuito, lo que no sabía era cuando. El trabajo, dos bandas de rock y sobre todo esas cosas que pertenecen a la vida privada y precisamente por eso no voy a detallar aquí me dejan poco tiempo para mantener este blog con la necesaria dedicación. Así que hoy, año y medio y 33 entradas después cierro R&B ante todo con la satisfacción de haber aprendido algo más sobre algunas de las cosas que más me interesan: el deporte y la música, no necesariamente por ese orden. Al fin y al cabo, he escrito básicamente para mí, aunque obviamente con la intención de que interesara a alguien más por ahí fuera. 

Como esto es muy similar a una criaturita a la que he estado alimentando con cariño desde que nació, me permitiré mencionar algunas de las entradas a las que tengo en mayor estima. En primer lugar, la historia con la que empecé, acerca de un jugador de la NBA que forjó tras su retirada una brillante carrera como músico, truncada por una desgracia; el amigo Wayman Tisdale era el personaje perfecto para comenzar un blog como el que quería hacer. Un par de meses más tarde, escribí sobre baloncesto callejero, rap y Adam Yauch, de los Beastie Boys. Fue una historia que definió el estilo que quería dar al blog, aunque luego he dado bastantes más bandazos de los previstos.

Justo después de hablar sobre MCA y su pasión por los New York Knicks, me metí en el mundo del rugby y su insospechada relación con la música góspel. Un pequeño primer triunfo: la entrada fue mencionada por el comentarista de Canal Plus Eduardo Téllez durante la retransmisión de uno de los partidos del Torneo Seis Naciones 2014. 

Más adelante repasé la historia, la música y el deporte de ciudades estadounidenses especialmente jugosas: FiladelfiaDetroit. Algo más de rugby, con la historia del himno galés La Tierra de Mis Padres, para volver de nuevo al baloncesto en una entrada que de manera un tanto forzada comparaba el puesto de base en ese deporte con el puesto de baterista en una banda de rock. El caso es que el resultado a mi me sorprendió, y parece que gustó bastante por la cantidad de visitas: Baquetas contra Balones.

Más adelante me puse con otra comparación: raquetas de tenis y guitarras  eléctricas. Creo que no salí muy mal parado tampoco. También he escrito algunas entradas sobre algo que cada vez me tiene más atrapado: la montaña. Y por supuesto sobre mi instrumento, la batería, y algunos de sus mejores intérpretes.

Otra entrada bonita, a mi juicio, fue la que hablaba sobre la palabra jazz y su relación con el béisbol. Bastante curioso. Justo esa precedió a otra muy especial. Meses atrás le había escrito pidiéndole una entrevista y por fin en noviembre de 2014 la cosa cuajó. Conseguí publicar una entrevista con Carlos Ruf, el ex pivot del Joventut de Badalona, que tiene una interesante faceta musical y una gran calidad como persona, que me demostró al acceder tan amablemente a mis preguntas.

Aparte de Ruf, durante estos meses he podido conocer a otros personajes anónimos gracias al blog. Alguno de ellos puede que traiga interesantes consecuencias más adelante... ahí lo dejo. Pero junto a personas, personajes y muchas horas de documentarme y teclear, me quedo con algo que guardaré como oro en paño: una serie de historias creadas por alguien muy cercano a mí que se hace llamar Lucas. Historias que han visto la luz a través de este blog, en una colaboración que me ha hecho feliz. Tanto cariño le tengo a mi "becario" favorito, que he decidido titular esta última entrada en su honor y en la de alguien que se nos fue hace tiempo...

Pues eso, que no es adiós, sino hasta luego. 


viernes, 20 de marzo de 2015

Marvin Gay contra Marvin Gaye y el frustrado intento de ser deportista profesional

La madre estaba tratando de consolarle después de una tremenda discusión con el padre, en la que incluso habían llegado a golpearse. La mala relación entre el progenitor y su vástago se remontaba a una infancia de maltratos, continuó con la desaprobación paterna a la vida del hijo convertido en una estrella y se resolvió aquel 1 de abril de 1984, en la casa familiar de la ciudad de Los Angeles, de la manera más trágica posible. El reverendo Marvin Pentz Gay entró en la habitación y disparó sobre el pecho de su hijo, Marvin Pentz Gay Jr, con un revólver que éste le había regalado. Marvin Gaye (añadió una "e" a su apellido en homenaje a su ídolo Sam Cooke) hubiera cumplido 45 años al día siguiente y era un icono del soul. Pero años atrás pudo haber dejado a un lado la música para convertirse en deportista profesional... ¿Hubiera logrado así  la aprobación de su autoritario padre?


El 'príncipe del soul' durante un partido benéfico de baloncesto / Ed Caraeff

lunes, 9 de febrero de 2015

Cassius Clay, el legado musical de un campeón

La del 25 de febrero de 1964 es recordada como una de las veladas más excitantes de la historia del boxeo. Fue la noche en la que un joven llamado Cassius Clay arrebató el título de los pesos pesados a Sonny Liston en tan solo siete rounds. El bisoño Clay llevaba disputados únicamente 19 combates profesionales, pero su ascenso meteórico le había convertido ya en todo un personaje público. Su victoria ante un Liston hasta entonces con aura de invencible no hizo sino alimentar una incipiente leyenda. "¡Soy el más grande! ¡Soy el más grande!" gritó Clay aquella noche ante un Sonny Liston tendido KO en la lona, reclamando la admiración del público del Convention Hall de Miami Beach. Pero ese eslogan ya había sido gritado por Clay un año antes de lograr el título de los pesados. Aunque no desde el ring, sino desde la portada de un disco.



jueves, 15 de enero de 2015

Lonnie Dupre, el amante del hielo conquista el McKinley en pleno invierno

Desde aquí profesamos una mezcla de admiración e incredulidad hacia el alpinismo invernal. Y por tanto seguimos desde hace tiempo las andanzas de uno de los aventureros que practican este tipo de asaltos a montañas salvajes en pleno invierno: Lonnie Dupre. Este norteamericano llevaba cuatro años seguidos intentando ascender en solitario al monte McKinley durante el mes más frío de la estación más fría, y finalmente lo ha conseguido. El 11 de enero de 2015 ha inscrito su nombre en la historia de esta montaña y de paso ha dejado obsoleto un post de R&B publicado el pasado invierno


Dupre a unos 5250 metros, desde donde emprendió el último ataque a la cumbre

domingo, 21 de diciembre de 2014

Steve Gorman, de los tambores de Black Crowes a los micrófonos deportivos

Gorman, mitad rockero mitad "deportista" / M.W.Bunch
Durante largas giras con uno de los más grandes grupos de rock de las últimas décadas, frente al componente de locura que ello conlleva, Steve Gorman supo mantenerse cuerdo gracias a su afición a los deportes. Entre bolo y bolo, este baterista de aspecto sanote se relajaba viendo retransmisiones deportivas y comentando las jugadas con quien tuviera más a mano. Gorman es uno de los miembros fundadores de los Black Crowes. En diciembre de 2013 el grupo finalizó su última gira y Steve aprovechó para iniciar en 2014 nuevos proyectos musicales y deportivos: desde enero conduce su propio programa de deportes en Fox Sports Radio

lunes, 1 de diciembre de 2014

Recuerdos laborales en blanco y negro

Desde Gijón y Joy Eslava para R&B crónica nostálgica, histórica e indie de nuestro colaborador Lucas Chércoles.

Hace unos fines de semana hice una escapada, con la cabeza aún ahumada como el salmón, con mi compañera de fatigas. El destino era Gijón, lugar con cierto regustillo nostálgico para mí. Por esa tierra “andé”... ¡anduve gilipollas! un par de veranos en la prehistoria, cuando todo era aún en blanco y negro. Nos recibió un clima primaveral para hacer mejor el weekend y disfrutar a tope de la tierra asturiana, a punto estuve de darme un baño en la playa de San Lorenzo y surfear las olas, que casi querían salirse del mar como dirían los Duncan Dhu mientras cien gaviotas revoloteaban en el cielo.


Xixon, sea and sound / L.Ch.

martes, 11 de noviembre de 2014

Carlos Ruf: "Siempre he tenido vena de artista"

Recibir en este blog a un personaje como Carlos Ruf es para mi todo un privilegio. Cuando descubrí que aquel pívot del Joventut de Badalona nacido en Finlandia, doble campeón de la ACB, campeón de Copa y subcampeón de la Euroliga entre otros títulos, es en la actualidad un inquieto músico underground, mi interés hacia las historias en las que se relacionan de alguna manera el deporte y la música me llevó a intentar tener una charla con él. Baloncesto y rock and roll unidos... -¿Qué más podía pedir?-. Así que me puse en contacto con Ruf y, para mi satisfacción, fueron todo facilidades. Tras un cuestionario vía correo electrónico -la distancia obligaba-, pude charlar por fin al teléfono con Carlos para completar las respuestas y descubrir quién es la persona que hay detrás de ese rubio con aspecto tímido que recordarán los aficionados al basket ACB de los 90. Aquel Ruf es ahora Kalle (Carlitos en finlandés), toca la guitarra y la armónica, graba su música de manera artesanal y parece un chaval satisfecho y feliz, aunque las lógicas cicatrices del paso del tiempo asomen y le pongan más serio a ratos.


Bajo su atuendo de artista, Ruf sigue vistiendo la mítica camiseta de la Penya

lunes, 20 de octubre de 2014

El jazz: sexo, música y... béisbol

"Si se supiera la auténtica verdad sobre los orígenes del jazz, jamás se hablaría de ello entre gente educada."  Clay Smith, músico y escritor.

El jazz es por derecho uno de los iconos culturales más impactantes del siglo XX. No solo por la música en sí,  sino también por ser protagonista de otras artes como la fotografía, el cine o la literatura. La música jazz ha viajado a lo largo de 100 años desde los clubes de mala nota de Nueva Orleans o Chicago hasta los más selectos auditorios de los cinco continentes. La propia palabra "jazz" también ha realizado ese viaje desde los prostíbulos hasta los escenarios de postín. Según los investigadores, "jazz" era básicamente un sinónimo del acto sexual que acabó calificando a la música. Pero hay otros estudiosos que sitúan el origen de la palabra en otro ámbito más sorprendente: en el mundo del deporte, y más concretamente en el béisbol.


El pianista Duke Ellington jugando al béisbol con miembros de su orquesta / Smithsonian

lunes, 13 de octubre de 2014

Bolos de pretemporada

Calentamiento previo a la tragedia / Lucas Ch.
Todo medio de comunicación que se precie tiene a su disposición uno o varios becarios a los que encargar trabajos variopintos a cambio de ese intangible llamado "experiencia". Hay quien llama a esto por un nombre más prosaico: "explotación". En R&B no somos menos, pues desde hace ya meses contamos con un chaval llamado Lucas que nos escribe los más diversos reportajes. Sin embargo el chico no es un becario al uso, pues en el mes del becario por excelencia, agosto, Lucas se ha ido de vacaciones como el que más y, como podéis comprobar en el archivo del blog, aquí no ha trabajado ni Perry. Lo cierto es que desde su aterrizaje en la redacción Lucas ya ha ido dejando claro que está hecho de otra pasta. Se deja explotar, pero hasta cierto punto. Así que casi tres meses después de su último reportaje, nuestro chaval de prácticas se descuelga por fin con una nueva entrada. La espera ha merecido la pena, porque de una sola tacada nos despacha varios bolos de pretemporada: cuarto y mitad de baloncesto mundialista, un kilo de rock carabanchelero, un puñaíto de divismo pop y, para acabar, una racioncita del rock americano que hacen en Valladolid. Casi nada. Tomad aliento...

lunes, 22 de septiembre de 2014

La flor de Escocia no se marchita

El 18 de septiembre de 2014 Escocia decidió permanecer en el Reino Unido, en una votación que ratificaba el statu quo que preside la vida en las Islas Británicas desde 1707. Tras un referéndum que se presumía sumamente igualado y en el que finalmente venció el no a la independencia con cierta claridad, la sociedad escocesa vive una fractura que habrá que sanar. Una fractura que sin embargo jamás existió en ámbitos ajenos a la política y a la relación administrativa con el Reino Unido. Esto se observa especialmente en el terreno deportivo, donde Escocia compite como nación independiente en distintas disciplinas desde hace décadas. En el caso del rugby, desde 1871. Y cuando el balón oval está en juego, más aún si el rival es Inglaterra, hasta el último de los escoceses hace patria común y entona su propio himno. El Dios salve a la Reina enmudece y suena desafiante la Flor de Escocia.


El capitán escocés, David Sole, entrando en el césped de Murrayfield en 1990 / Getty Images