miércoles, 22 de abril de 2015

Hasta luego Lucas


Bueeeeno, pues sabía que llegaría el día de cerrar el chiringuito, lo que no sabía era cuando. El trabajo, dos bandas de rock y sobre todo esas cosas que pertenecen a la vida privada y precisamente por eso no voy a detallar aquí me dejan poco tiempo para mantener este blog con la necesaria dedicación. Así que hoy, año y medio y 33 entradas después cierro R&B ante todo con la satisfacción de haber aprendido algo más sobre algunas de las cosas que más me interesan: el deporte y la música, no necesariamente por ese orden. Al fin y al cabo, he escrito básicamente para mí, aunque obviamente con la intención de que interesara a alguien más por ahí fuera. 

Como esto es muy similar a una criaturita a la que he estado alimentando con cariño desde que nació, me permitiré mencionar algunas de las entradas a las que tengo en mayor estima. En primer lugar, la historia con la que empecé, acerca de un jugador de la NBA que forjó tras su retirada una brillante carrera como músico, truncada por una desgracia; el amigo Wayman Tisdale era el personaje perfecto para comenzar un blog como el que quería hacer. Un par de meses más tarde, escribí sobre baloncesto callejero, rap y Adam Yauch, de los Beastie Boys. Fue una historia que definió el estilo que quería dar al blog, aunque luego he dado bastantes más bandazos de los previstos.

Justo después de hablar sobre MCA y su pasión por los New York Knicks, me metí en el mundo del rugby y su insospechada relación con la música góspel. Un pequeño primer triunfo: la entrada fue mencionada por el comentarista de Canal Plus Eduardo Téllez durante la retransmisión de uno de los partidos del Torneo Seis Naciones 2014. 

Más adelante repasé la historia, la música y el deporte de ciudades estadounidenses especialmente jugosas: FiladelfiaDetroit. Algo más de rugby, con la historia del himno galés La Tierra de Mis Padres, para volver de nuevo al baloncesto en una entrada que de manera un tanto forzada comparaba el puesto de base en ese deporte con el puesto de baterista en una banda de rock. El caso es que el resultado a mi me sorprendió, y parece que gustó bastante por la cantidad de visitas: Baquetas contra Balones.

Más adelante me puse con otra comparación: raquetas de tenis y guitarras  eléctricas. Creo que no salí muy mal parado tampoco. También he escrito algunas entradas sobre algo que cada vez me tiene más atrapado: la montaña. Y por supuesto sobre mi instrumento, la batería, y algunos de sus mejores intérpretes.

Otra entrada bonita, a mi juicio, fue la que hablaba sobre la palabra jazz y su relación con el béisbol. Bastante curioso. Justo esa precedió a otra muy especial. Meses atrás le había escrito pidiéndole una entrevista y por fin en noviembre de 2014 la cosa cuajó. Conseguí publicar una entrevista con Carlos Ruf, el ex pivot del Joventut de Badalona, que tiene una interesante faceta musical y una gran calidad como persona, que me demostró al acceder tan amablemente a mis preguntas.

Aparte de Ruf, durante estos meses he podido conocer a otros personajes anónimos gracias al blog. Alguno de ellos puede que traiga interesantes consecuencias más adelante... ahí lo dejo. Pero junto a personas, personajes y muchas horas de documentarme y teclear, me quedo con algo que guardaré como oro en paño: una serie de historias creadas por alguien muy cercano a mí que se hace llamar Lucas. Historias que han visto la luz a través de este blog, en una colaboración que me ha hecho feliz. Tanto cariño le tengo a mi "becario" favorito, que he decidido titular esta última entrada en su honor y en la de alguien que se nos fue hace tiempo...

Pues eso, que no es adiós, sino hasta luego. 


3 comentarios:

  1. Ohhhhh!!! Espero que ese luego sea breve ya me había acostumbrado a esas amenas lecturas que aumentaban mi sabiduría. Ha sido un placer leeros a ti y a ese becario de lujo...aquí me quedo a la espera....hasta luego Lucas!!

    ResponderEliminar
  2. Me cago en la leche jefe, se que llevo una temporada sin dejarte una entrada pero mis líos personales me tienen alejado de las letras y ahora me quedo sin curro, que aunque gratis lo he hecho encantado de compartir contigo los juegos que no tuvimos.
    Me ha parecido extraordinaria tu habilidad para ligar historias musico deportivas, algunas con vínculos increíbles entre personajes muy interesantes.
    Te felicito y espero verte y compartir contigo otro espacio virtual. Y en cuanto pueda nos tomamos unas cañas reales.
    Lucas for ever!

    ResponderEliminar